invierno

Una mañana de invierno al despertar
ya era verano. A correr puertas, abrir ventanas
y salir a sentir el aire deslizarse por la piel,
yo porque te conozco, te recuerdo. ah! gracias, delicias,
deleites, formas de la nada en el placer del ocio.
Llegaron vientos tibios, lamieron el barrio, lo ablandaron
con sus hojas traslúcidas de placer, ah! era el invierno
lo que me había sumido en sinrazones infinitas, Yo que pensé
que estaba triste, pero solo tenía frío, ganas de caminar
por la calle con la piel al unísono con el aire.
No es primavera, no es verano, es el final de un raro invierno
que hasta hoy nos tuvo coagulados,
pero ahora hace calor, hace calor; ya vamos a comprar
las finas tintas con las que tendremos que dibujar las hojas
que brotarán de adentro de los árboles. Sé que aún
pensás poco, pero veo agitarse cada una de las futuras hojas
que ostentará el verano dentro de los árboles.

[De El cielo de Boedo, Daniel Durand]

El cielo de Boedo es un poema para siempre” es la sentencia final de la contratapa del libro publicado por Blatt & Ríos en 2015. La obra fue editada inicialmente por Gog & Magog en 2005.

Presentamos 3 discos de CÓRDOBA en Caras y Caretas #SanTelmo

Jueves 15 de septiembre a las 20.00
ESTA VIDA NO OTRA | HISTORIAS SONORAS VOL.6:
presentación de los discos
Música del espacio de Fer Mercadal (Basura! Discos, 2016)
Tierra marcada de El Halli Obeid (Sonido Atmosférico, 2016)
Gospel para el no creyente de Third World Orchestra (Tedobleveo, 2016)
Músicaliza: Leandro Frías | Visuales: Atlantes
Produce: EVNO
[Caras y Caretas #SanTelmo (Venezuela 330)]
[Anticipadas: $50 en TuEntrada y Sarmiento 2037. En puerta: $70]

tapaEVNO.LUIS.TIERRA EVNO.TWO.GOSPEL

Esta Vida No Otra reúne a tres referentes de la escena independiente de la ciudad de Córdoba para presentar sus discos recientes, acompañados por artistas invitados a modo de bandas especiales para la ocasión. Será en la 6° edición del ciclo Historias Sonoras, por el que pasaron artistas como Ramón Ayala, Dr. Trincado y Tomates Asesinos.

➤LINE UP
por_lihuen-peirone.jpgFoto de Lihuen Peirone

Música del espacio – Fer Mercadal (Basura! Discos, 2016)
Es el sexto álbum del productor y músico villamariense, creador del sello Basura! Discos, que cuenta con más de 50 títulos en su catálogo. Hace pocos meses fue publicado en formato físico y se compone de 10 piezas instrumentales, inscriptas en estéticas musicales como el soundscape y post rock.
[+ en http://www.basuradiscos.com.ar/musicadelespacio/]


EVNO.LUIS.2 @Molas.pngFotos de Juan Cruz Molas y Molas para Subterráneo Mag

Tierra marcada – El Halli Obeid (Sonido Atmosférico, 2016)
Integrante fundador de la banda Tomates Asesinos con la que grabó cinco discos, Luis El Halli Obeid arremete con una obra de ocho piezas instrumentales de aires folclóricos, vertebradas por guitarra y pedales. Tierra marcada fue publicado por el sello de ambient, noise y drone Sonido Atmosférico.
[+ en https://sonidoatmosfericoediciones.bandcamp.com]

 

EVNO.PANCHOFoto de Nuria Paoloni

Góspel para el no creyente – Third World Orchestra (Tedobleveo, 2016)
El correntino Francisco Martínez entrega su segundo EP de hip hop instrumental, soul, funk y psicodelia, parte de una saga compuesta en los últimos 10 años en Córdoba. TWO tocó un lustro con el rapero británico Sr. Siren y realizó numerosas colaboraciones, la última, para Zuliani & Devak.
[+ en https://thirdworldorchestra.bandcamp.com/]  


➤SOBRE HISTORIAS SONORAS VOL.6 x EVNO
Obeid, Martínez y Frías (productor cultural y performer en Tamizales y L’Echó) probablemente coincidieron en alguna de las meriendas convocadas por el productor y DJ Andrés Oddone (Cassette Blog MX, Zort) en Córdoba, hacia 2002. En las reuniones, artistas de diferente procedencia (electroacústica universitaria, punk, indie rock, house, noise, ambient) intercambiaban producciones y compartían software para uso común (en plena crisis, inaccesible para la mayoría).
Entre 2000 y 2005, los artistas de aquella partida brindaron sus shows en Córdoba cientos de fines de semana. Algunos editaron y realizaron intercambios con el exterior, promovidos por los centros culturales europeos en la ciudad o la propia motivación. Por entonces, publicaron numerosos discos y compilaciones como Visionario. Córdoba Electrónica 2002/3, Casa de Juegos y Trans Argentinien Express.
Atento a ese devenir pero separado por dos horas de camino entre Villa María y Córdoba, Mercadal produjo su primera obra electrónica a los 16 años, mientras perfilaba la banda de rock Macroporno y un sello virtual. Una década después, los artistas que visitaron las meriendas y los que llegaron más tarde  renovaron sus apuestas, y reunimos a un retazo de ese eco en tres historias sonoras y una selección musical a tono. Esperamos que sea la primera de una serie de visitas de otras latitudes..

Música de sala: Leandro Frías
Visuales: Atlantes
Artística: Ricardo Cabral
Produce: EVNO, con la colaboración de lxs artistas.

➤ALGUNAS RESEÑAS SOBRE LOS DISCOS
Música del espacio  La Voz Del Interior | Cassette Blog
Tierra marcada Subterraneo Mag |  Cassette Blog
Góspel para el no creyente Cassette Blog

ESTA VIDA NO OTRA
WordPress | SoundCloud | Bandcamp | Twitter

—————————————————————
PRÓXIMA ACTIVIDAD:
Jueves 13 de octubre a las 20.00
Presentación del libro
Esto es una escena (El Servicio Postal, 2016)
[19 textos sobre 19 discos de pop rock cordobés]
Produce: El Servicio Postal y EVNO
[Caras y Caretas #SanTelmo (Venezuela 330)]

RECUERDOS DEL INVIERNO

EN TÉRMINOS MUSICALES, ESTAS LÍNEAS SON UNA PISADA IRREGULAR POR LAS PÁGINAS DE MÉDANOS DE ORO, EL TERCER LIBRO Y PRIMERA NOVELA DE NICOLÁS DOMÍNGUEZ BEDINI: UNA TRAVESÍA POR DESCAMPADOS CON UNA BANDA DE SONIDO DE INAGOTABLES MUSH-UPS.

Por @cabralazo.

El lugar es chico y el corazón bien grande para recibir a los freaks de paso, desvelados locales y extranjeros que buscan asidero para contar una historia atractiva al regresar del viaje. El reducto es elegante, la música una delicia. Es el Pop Hotel y tal vez todo sucede a finales de la década indecorosa de Carlos Saúl I, o a comienzos del nuevo siglo, la promesa del futuro con autos sin ruedas. Y los hay, pero más por la podredumbre de las políticas económicas que por el avance de la tecnología y el prometido derrame neoliberal. Más bien fue derrape. En el pequeño salón principal comienza esta historia, bien lejos de los médanos a los que alude el título, bien lejos de los ecos de un amor no correspondido. Sin embargo, tan cerca de la banda de sonido que podríamos imaginar para esta novela.

Mi novela autobiográfica” es el nombre de una canción emblemática de los donostiarras Le Mans y a la nouvelle de Nicolás Dominguez Bedini le cabe a tientas. Hay autobiografía (pero no semejante desazón), discos y libros que reverberan en un recorte sensible luego de una ruptura amorosa. Sin ánimo de espoilear y con el único fin de complementar la historia, el inicio en el Pop Hotel va al dente. El reducto fue el sitio dilecto de un selecto grupo de artistas, donde había cameos de famosos, estrellas fugaces y starsystems para sumar al atractivo. Por ahí andaban el adalid de la canción electrónica de estas pampas Cineplexx, Gustavo Cerati siguiendo los pasos del novel Esteban Castell (la rara avis de la escena que digitaba Índice Virgen), DJ Hell o Michael Mayer. Y Nico observaba. Su rol era múltiple, aunque con mayor frecuencia cerca de la mesa de sonido.

EVNO.HS.REG.7 @Madmoiselle
Nico por Mad Moiselle

¿Qué hay que saber del autor? ¿Es propicio tener alguna pista para comprender la dimensión de la historia? De ninguna manera, pero ya que no entraremos en detalles sobre la estructura de la novela para preservar algo de misterio, vamos con datos que podrían completarla. ¿Arengador profesional? En la ficha de Nico aparecen las nóminas poeta, DJ, performer, productor cultural, divulgador de música independiente. En Decirte al oído, su primer poemario, ilustraba sobre la condición de DJ sordo, hipoacusia de nacimiento subsanada por el novel instinto paterno, que le obsequió unos buenos auriculares para captar frecuencias desconocidas. Y la carencia trasmutó en virtud: la discoteca vernácula del autor tal vez sea una de las más exquisitas de Latinoamérica toda, poblada de joyas independientes, remansos de melodías que afloran más allá de su oficio en casamientos y fiestas de quince.

En otra vía pero casi en la misma, ahí donde se bifurcan las disciplinas, Nico es el frontman de PAAR, grupo que reúne íconos del under de los 90 y luminarias del sur de Buenos Aires como Fernando Lamas de Estupendo, los hermanos Balzarotti, Ignacio Fila y Jerónimo Escajal (Las Costas). Ahí opera como un selektor de fragmentos de libros que dispone a sus pies y levanta y cita y recita e improvisa mientras la música corre en un sinfín de jameo en llamas. En Médanos de oro el diálogo y las conversaciones están atravesadas por esos brillantes linkeos robados a próceres de las artes y dispuestos como el mejor bocado: “Somos ese tipo de gente que puede moverse cuando está triste”, recuerda y no recuerda quién lo dijo. Aunque tal vez se trate de un juego para el lector, lecciones de adivinanzas y marcas indelebles que retratan la época.

PAAR @Fran Drisaldi
PAAR por Francisco Drisaldi

Las palabras fluyen con una prosa para el deleite que evoca a sus libros de poesía, el ya mencionado Decirte al oído y Sueño con lavadoras y otros poemas: “En un momento me quedé dormido y al despertar me pareció ver en un tramo de la ruta, campos de ciruelos. Hileras con ciruelas donde las hojas blancas se desprendían de sus ramas y simulaban caer, como copos de nieve, en navidades de otras latitudes”. El comentario viene del comienzo de la travesía, cuando sin saber bien por qué un grupo de amigos y colegas viaja al sur de la provincia de Buenos Aires en busca de…¿médanos de oro? El destino es un pueblo, o el descampado de varios pueblos que en la pampa húmeda y seca pocas veces resultan disímiles en su tempo y fisonomía.

¿Cuál es la historia que vertebra las escenas? ¿Por qué un viaje hacia médanos y pueblos sin grandes atractivos turísticos? El temple emocional es el del ápice indie en Argentina, las pelis melancobucólicas, la memorabilia contemplativa en cuartos de posadolescentes, canciones en celeste y gris cálido. Hay una mención al paso sobre “Manzanita” Esain de Menos Que Cero (hoy en Valle de muñecas), la banda de power pop preferida por Nico en el mundo. Y una de las que mejor le cantó a esos años, rebelándose contra toda conmiseración estética, ahondando en la velocidad de canciones cortas y con un gancho emocional izquierdo directo al mentón, a través de la inoxidable Kodak 74. Como una suerte de justicia poética a la fidelidad de fan incondicional, hace unos días Valle abrió en Niceto con una de las tres canciones que lleva letra de Domínquez Bedini.

EVNO.NDB.MEDANOS
Si la actitud que prima en el relato es un recurrente nostalsong, la compensación alternada proviene con pasajes como éste: “_A mí lo que me desespera es que pasan los años y me sigo topando en los supermercados con libros de Pablo, el vivo -acoté sin pensar-. Sí, definitivamente me desespera y me cansa de sobremanera toparme con sus libros en los hogares y consultorios también. Y cuando conozco chicas que se llaman Verónica sufro de más porque me vienen a la mente las góndolas, las vidrieras, la vía pública con la cara de este best-seller que nos sonríe y yo no quiero que ninguna Verónica decida morir. ¡Viuditas, casadas y solteras: chicas basta de él!”. Y Adam, uno de los personajes responde al pie: “Coelho debe morir. Es sólo una cuestión de tiempo, como lo es con todos nosotros, lo único que el merchandising de su deceso será un megasuceso tal que superará tu actual desesperación”.

Si hay algo que reprocharle al autor, son los nombres algo forzados de sus personajes, que quizá tengan un fundamento velado. Matildo podría ser una alusión a la banda tecnopop rosarina Matilda; Vladimira un floreo a Nabokov o algún ruso tozudo de las letras. Lino, Lino Palacio; Adam, una faz de He-Man y así “sustantivamente”. Nombres que en su conjunto desafinan como Montaner (¡por dior! Y sobreviene la voz de almíbar de Ricardo tomándose un pase en lo de Su Giménez). Sin embargo, en la travesía hacia los dorados médanos todos ejecutan un instrumento con laxitud y destreza. El devenir es el de un film, y no es para menos, hace unos meses fue el estreno de Sinuosos y dorados médanos, documental inspirado en este libro, con autoría de Domínguez Bedini, Ignacio Isparra, Marianela Portillo, Bruno Stecconi y Guillermo Ueno.

Uno podría pasar horas entre las digresiones de Nico: siempre hay citas encumbradas, proverbios trascendentales, elegías para dotar de energía al espíritu. Sin quemar las dispuestas en el libro (hay una sabrosa de El Dorado), recordamos una extra que sucedió en la prueba de PAAR, en la primera fecha del ciclo Historias Sonoras de EVNO en 2014 y que tiene a la disco New York City circa 89 como protagonista. Lamentablemente no hay registro y no se puede emular, pero hablaba de Beto Resnik, el DJ de la matiné de los sábados, los enganches predecibles y la vecina pizzería La Mezzeta, gloria porteña. Y la tanda de lentos del relacionista público de la disco en domingo: INXS con “Never tear us apart”, Bon Jovi con “I’ll be there for you”, “First time” de Robin Beck -tema de la publi de Coca que pasaba en 33 RPM. Y la vuelta a la pista con MAD MIX 10, con Technotronic a la cabeza. Todo al ritmo natural del spoken word sin pausa del muchacho de Muñiz.

Del Pop Hotel a los sinuosos médanos, tierra de naides, tierra de todxs, un puñado de relatos y convicciones sensibles desatan un desenfrenado torbellino de amor, humor, melancolía, música, libros, citas a clásicos de la literatura, bandas y solistas, Dioses de la antigua Roma, en tránsito hacia un nuevo amanecer de corazones solitarios. Médanos de oro, viento, frío y poesía. Una historia nacida de los ecos de una escena que pervive en cuentos post Cromagnón, post relieve de escenarios difíciles de situar con precisión para quienes nacieron después, pero ideal para forjar una idea, más allá de la desidia menemista y el rock barrial de pizza-birra-faso. Esa que fue refugio de almas sensibles corriendo tras un sueño desvelado, oculto en las estelas vaporosas del poniente.

Médanos de Oro de Nicolás Domínguez Bedini (Editorial Bajo La Luna, 2016).

[+ sobre el autor en http://nicolasdominguezbedini.blogspot.com]
[La foto de portada es de Luis Sens]

PARANÁ PAPERS

JUANI FAVRE, MATILDA, POL NADA Y LAUPHAN ABREN LA PRIMERA EDICIÓN DEL MINI FESTIVAL ROBA, UNA ESTOCADA DE LA NUEVA CANCIÓN ROSARINA EN BUENOS AIRES.

EVNO.ROBA.1
De izq. a der.: Ignacio Molinos, Juani Favre, Lauphan, Juan Manuel Godoy y Pol Nada.  
[Foto de Daniela Poludbne]

Las referencias generales sobre Rosario van directo a la patria grande: la cuna de la bandera, las diatribas entre clubes de fútbol y un alfajor emblemático. Con zoom in, la consolidación y aggiornamiento del socialismo, la construcción del proyecto político Ciudad Futura y la herencia de la nueva trova rosarina, loas a Nebbia y Páez. Bien sabemos que la lista de virtudes es más larga pero vamos al grano: la visita de referentes de la escena independiente portadores de un repertorio mayúsculo desde hace años. La cita es el domingo a las 23.00 en el Matienzo y ahí vamos.


PUNTO A PUNTO

<< JUANI FAVRE

EVNO.JUANI @Maxi Conforti
[Foto de Maxi Conforti]

Compositor, cantante, multi‐instrumentista, productor y performer, Juani comenzó su carrera artística siendo un pichón hacia finales de los ’90. Recorrió y enriqueció el circuito underground y fue uno de los fundadores del colectivo cultural y sello discográfico Planeta X. Ahí editó los álbumes Uruguay (2000), Sos mi tren (2001),Misterios de la energía (2003), Macromoléculas (2006), Afuera de la soledad (2008) y La paz ciencia (2013), ganador del concurso de co‐producciones de la Editorial Municipal de Rosario. El año pasado lanzó La flor salvaje, que cuenta con la producción artística de Adrián Dárgelos (Babasónicos) y fue editado por Pop Art.

+en www.juanifavre.com

<< MATILDA

EVNO.MATILDA

Hace 15 años nació Matilda, conformado por Juan Manuel Godoy e Ignacio Molinos. El proyecto se nutre de géneros musicales tan dispares como el punk y la canción latinoamericana, y su premisa fundamental es la construcción de la canción pop. El dúo abona la idea de que el baile y el pensamiento pueden convivir en una canción, concepto que ya es un sello distintivo del grupo desde su segundo trabajo discográfico. Desde 2001 hasta la fecha Matilda ha editado cuatro discos:
Tres corazones rotos y un ordenador (2002), Formas de inventar nuestro destino (2005), Para ser movimiento (2008) y Las acciones cotidianas (2012). Recientemente lanzaron un single adelanto de su nuevo álbum El río y su continuidad.

+en http://matildapop.bandcamp.com/

<< POL NADA

EVNO.POLNADA

Desde 2006 Pablo Jacobo es Pol Nada. Sus canciones hablan de las fallas de las percepciones humanas, la conciencia y las emociones, el amor, la ciencia, la vida y la muerte. Construye sus sonidos en un espacio de oscuridad pop y de furia folk, y en sus presentaciones en vivo, toma sonoridades del rock y la electrónica, destruyendo su pureza con guitarras de nylon y capas de voces barrocas. Editó los discos de estudio
Queres estar solo (2008) y Te vamos a salvar (2013). También publicó un disco de remixes, una obra experimental y un disco de covers de los Redonditos de Ricota. Trabajó con artistas como Tweety Gonzalez, Hector Castillo y Natalia Lafourcade en diferentes producciones. Actualmente prepara un disco de folklore basado en la obra del autor entrerriano Linares Cardozo.

+en http://polnada.bandcamp.com/

<< LAUPHAN

EVNO.LAUPHAN

Criado en una pequeña localidad rural del interior de la provincia de Entre Ríos, Lauphan forjó sus primeras herramientas musicales de manera autodidacta. Tomó los ritmos típicos del litoral argentino del canto de lugareños, entre fogones y peñas, una influencia indeleble. Años después, radicado en Rosario, pasó sus días de ciudad yendo de la Facultad de Música al río Paraná y del Paraná a la bohemia nocturna en su oficio como DJ. Desde ese lugar configuró su rol de músico/dj/gestor cultural con las Fiestas Fluorescentes, donde participan artistas de todo el continente. Litoraleza (2016) es el primer disco de Lauphan, modelado en una pequeña localidad llamada Islas del Ibicuy, al sur de la provincia de Entre Ríos. Durante un mes, en un ranchito, con una computadora portátil, un controlador midi y una guitarra criolla, gestó un álbum conceptual atravesado literalmente por la flora y la fauna del litoral. El álbum de 11 piezas transita la canción pop litoraleña, mediante una estética sonora que se nutre tanto de lo digital, como de lo telúrico y lo orquestal.

+en https://lauphan.bandcamp.com/

[+de todo en RoBa]

[EVNO referencias: Juani Favre y Juan Manuel Godoy participaron de 15 artistas cantan Esta Vida No Otra en 2013. Interpretaron versos de Alejo Carbonell para el poster N°4 Estoy harto del cielo… Una de esas piezas puede escucharse en http://estavidanootra.bandcamp.com/releases]

MECÁNICA VALVULAR

EL TRÍO NOISE CORDOBÉS CLARAVOX VISITA BUENOS AIRES Y LA PLATA PARA PRESENTAR MECÁNICA POPULAR. LA NOTICIA BIEN VALE PARA EVOCAR SU ORIGEN Y RECORDAR UNA NOCHE MÁGICA E INTEMPESTIVA EN UN BAR DE LA DOCTA.

(Por @cabralazo)

EVNO.CLARAVOX.20162405 @Caro Ellenberger
De izquierda a derecha: Martín, Andrés y Facundo. Foto de Caro Ellenberger

“¡Hola virgos! ¿Qué hacen culiá?”, saluda Facu “El Chileno” Rotella a los pocos presentes dispersos en una galería del Barrio Güemes cordobés, entre mesas y sillas de bar. Con una mano descarga la viola y con la otra apronta una birra al natural. El encargado lo cruza con escasa simpatía y una bienvenida de rutina, para advertirle que los vecinos piden que la musiquita se toque dentro del local. El santafesino que apenas canta 30 asiente y llama a su compadre Martín Rigatuso para disponer el backline, en una tarde con una deliciosa brisa otoñal circa 2011.

Hace tiempo que Claravox no toca en vivo. Facu vive en Berlín con su novia germana y cuando junta unos mangos se manda una temporada por Argentina, trabaja de lo que salga y su prioridad son las reuniones para ensayar, componer, grabar para un próximo disco antes de levantar vuelo otra vez. Y tocar y tocar en vivo a donde se arrimen o los inviten. Aunque adelanten en conversaciones virtuales, las sesiones son maratónicas y es sorprendente ese sistema intermitente de producción que toda vez arroja un álbum nuevo y superador.

La prueba es incómoda. El encargado increpa a Víctor Jasá por el volumen, que oficia especialmente de sonidista en la velada. Los pibes se lo toman con algo de gracia y desenchufan los parlantes del patio, no quieren sobresaltar a nadie, pero todo debe escucharse en su lugar. En esta oportunidad hay un set reducido, un margen de improvisación para interpretar con invitados algunas piezas de A bailar  (2010),  y un par que luego integrarán La tierra de los reyes con cohetes llameantes (2012). El artista visual Martín Figueroa intenta acomodar un par de luces aunque todavía no cae el sol.

CLAREANDO

frente-prueba.jpg
Portada del flyer del ciclo Club del Logro por Federico González

Una vuelta al reloj. Claravox tiene su cimiente en el ríspido barrio Parque Capital, nombre insigne que lleva su disco de 2008. El segundo track “Metro al mar” formó parte del panorama dedicado a la ciudad de Córdoba en la revista española Zona De Obras N°52, reeditado por el CCE C con el escasamente logrado título Canciones desde abajo. Pero hay mucha historia más allá de los datos de resonancia: para hablar de la banda hay que remitir de manera ineludible a Andrés Asia, uno de los pilares ausentes en la jornada que aquí se detalla.

Nonoise79 para el boca en boca de la música vernácula cordobesa, Nono para los amigos y colegas, fue uno de los impulsores del grupo, al tiempo que colaboraba asiduamente con MUN discos, un monstruo ejemplar del doityourself. Guitarrista de pedales tomar, licencioso labrador del acople y la distorsión, se reunió con Rigatuso, Rotella y su ex compañero en Carcassone, Pablo Maccario. El cuarteto devino en trío luego de Juan Pablo Underground (2005) y un par de cedés más tarde, Asia tomó distancia y formó Poltergeist Güemes, tocó con Tomates Asesinos y creó la plataforma Sonido Atmosférico.

MAD PROFESSOR

“No me hagás perder el tiempo a mí y vos no gastés plata, en definitiva tocás así y es muy difícil que a esta altura cambies la forma de encarar las cosas”, le tiró de refilón el maestro Fernando Caballero a Rigatuso, luego de una clase en la que no había estudiado ni media línea. “Me pongo las pilas y te llamo”, le respondió Martín, y eso jamás sucedió. Dos años después el percusionista de la Orquesta Sinfónica vio a Claravox en Belle Epoque: “Una presentación que estuvo tremenda y ahí nomás le dije ‘¡qué mierda vas a tomar clases conmigo si sos un batero de primera línea!’”.

La anécdota vale a tientas para ilustrar la intensidad creativa de sus integrantes y no para mechar con falta de disciplina: dentro del estudio el caos se traduce en organización psicodélica y lo que respecta al día a día, aquí no cuenta. Rigatuso grabó paralelamente álbumes con los Moo para el sello Ringo Discos, y con la electrorock Snif, siempre en la bata, aunque cada tanto enciende algún instrumento en vivo y lo ejecuta con la dignidad de un apasionado. En 2010 le dio manija a Club del Logro, ciclo de conciertos breves, y a su sucedáneo, nuestra nave nodriza de cruces artísticos Esta Vida No Otra.

ME ECHARON DEL BAR

Otra vuelta al reloj. Retomamos la escena del show que introduce el relato. La noche peló algo de frío y la primera avanzada fue con Nico Sicardi y su proyecto Nicolás y el Desorden, un distinguido pariente de Malaurie y El Robot Bajo el Agua, pero de versos áridos. Vaya las cosas que pasan en el “interior”, como gustan decir los amigos de la Capital: entre los espectadores estaban los franceses Kid Loco y el entrañable Jerónimo Saer, que el año pasado se mudó al firmamento, y dijo aquella noche haberse sorprendido con el acto de esos salvajes primitivos.

El asunto Claravox por entonces va en la encarnación de dos jovencitos que comienzan cantándole dócilmente a la luna y a los cinco minutos le aúllan hasta correrla de su eje. De inmediato hay trance febril, pasan de las más tiernas vocalizaciones a la insolencia de cabrones pesados, tocan como si fuesen a morir mañana. El formato inusual sin todos los parches les da un margen performático en una travesía donde manda el noise, y un velo de melodías camperas acentuado por el hermano de Facu, cuando pela un Nbique para invocar a los dioses tobas.

Furia y calma, alegoría y presencia, el deleite de un hecho artístico magnánimo es segado por un capricho esnob. Aunque ningún vecino canta las cuarenta, al encargado se le cruza que semejante realeza musical avizorando el show desde el patio puede asustarse. No basta con mandar al fondo a los artistas y cortar el sonido fuera y bajar decibeles dentro, quiere menguar todavía más el asunto y Martín lo desafía cantando fuera del mic, Facu le sigue y los presentes también. Fue una de las más elevadas veladas de Club Del Logro y la última del ciclo en ese lugar y en la ciudad de Córdoba.

TÉ PARA TRES ORANGUTANES

EVNO.CLARAVOX.PORTADA @Fede González
Portada de Federico González

Un par de años después Claravox sorprendió a la escena cuando subieron una foto similar a la de más arriba para decir que volvían a ser trío. El quid de la cuestión es que así se los ve hoy, con más entradas y quizá mañas acentuadas. Sin embargo, el semblante está igual de encendido, jugando con el primer avión que se cruza y en el escenario, son una eclosión nuclear, timón de precisión en la tormenta, al encuentro nuevamente con la rosa de los vientos, una rosa china carmín de metal espinosa. El engranaje de la máquina sonora está intacto y la mecánica esta vez se hizo popular.

Este viernes presentan su último disco en el Matienzo y los cordobeses residentes en Buenos Aires tienen una obligación cívica y los porteños, una oportunidad para apreciar una instancia física donde jamás volverán a ser iguales que antes de ingresar al auditorio. Al día siguiente se mudan a La Plata para tocar en la galería Cösmiko, y al toque, El Chileno arma las valijas para regresar a Berlín por un rato y seguir de a ratos tocando como Niña Cobra. Antes de fin de año dicen que habrá más, pero no hay que decir más, vamos a dosificar el deseo.

[+ de todo en http://claravox.com.ar/]

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores